Reading Help

¿Tiene diabetes? ¡Usted no está solo!

Vivir con una enfermedad crónica no es fácil para nadie. Es normal sentirse incomodo, triste, culpable o enojado. ¡Usted no está solo! Hay millones de personas en los Estados Unidos sufriendo de esta enfermedad, incluyendo un porcentaje que no han sido diagnosticados. Lamentablemente, estas personas no están recibiendo la atención y los cuidados médicos que necesitan para controlar la enfermedad y llevar una vida saludable.

Pero su caso es distinto. El conocer su diagnóstico y tomar pasos para controlar la diabetes le da una tremenda ventaja y oportunidad para vivir mejor y más sano. No deje que la diabetes se adueñe y dirija su vida. Al contrario: ¡Ud. tiene todo a su favor para controlar la diabetes!

La diabetes es una enfermedad que usted puede manejar siempre y cuando haga ciertos ajustes y cambio en su estilo de vida. Les compartimos unas recomendaciones:

1. Comparta sus sentimientos y emociones.

El estrés y la preocupación afectan el nivel de azúcar en su sangre y permiten que la enfermedad defina su vida.  La diabetes es una condición médica, no una sentencia de muerte. Comparta sus dudas, temores y estado emocional con sus amistades y familiares cercanos. Si se siente cómodo/a, hasta puede hablar con un terapeuta. Otra alternativa es unirse a un grupo de apoyo de personas quienes también padecen de la enfermedad.

2.  Tenga una rutina diaria establecida.

Crear hábitos y rutinas le permite controlar no solo la diabetes, sino su vida y salud:

  • Siempre tome sus medicamentos a la misma hora y según le indique su médico — aún cuando se siente bien y piense que no las necesita. El hecho de sentirse bien significa que los medicamentos están cumpliendo su función, y por ende, no debes dejar de tomarlas.
  • Examínese los pies para asegurar que no tenga ampollas, llagas, cortes, o inflamación. Llame a su doctor si tiene alguna herida en el pie que no cicatriza.
  • Lávese los dientes y use hilo dental después de cada comida.
  • Mida y lleve un registro de su glucosa y presión arterial. Recuerde llevar esta información a su cita médica. También es importante llevar control de su nivel de colesterol, tanto el LDL, que es considerado el “colesterol malo” y el HDL o el “bueno”.

3. Hágase controles médicos regularmente.

Para poder controlar bien a la diabetes, visite a su médico por lo menos dos veces al año. Recuerde llevar sus registros sobre su nivel de azúcar y presión arterial.

4. Coma sano y con gusto.

La dieta alimenticia es clave para controlar bien la diabetes. Evite comidas con altos contenidos de grasa, azúcar y sal. Reemplace las harinas blancas y almidón por integrales. Tome más agua y evite las bebidas carbonatadas y azucaradas. Coma más frutas y vegetales verdes y otros colores. Evite freír la comida y busque maneras alternas para prepararla: a la plancha, hervido, al vapor o al horno. No dependa del ketchup, la mostaza y la mayonesa para darle gusto a la comida. Pruebe condimentos como el cilantro, la cúrcuma, el orégano y otros para darle buena sazón y sabor a la comida. (Recuerde que debe consultar cualquier cambio alimenticio con su profesional médico.)

5. Practique alguna actividad física.

Es importante en toda etapa de vida mantenerse activo, especialmente si padece de diabetes. Practicar alguna actividad física como caminar, bailar o nadar 2 o 3 veces por semana le ayudará mantener un peso ideal, a incrementar su fuerza muscular y a sentirse generalmente mejor. (Recuerde que debe consultar con su médico antes de iniciar cualquier programa de ejercicios o actividad física.)

En la página web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) encontrará información que lo ayudará a cuidarse.

El programa Salud y Bienestar de NHCOA ayuda a los adultos mayores, sus familias y cuidadores prevenir y controlar la diabetes. Este programa fue desarrollado con el apoyo delos Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) y es patrocinado por la Walmart Foundation.