Reading Help

Los hispanos lideran el cuidado de familiares adultos mayores en EEUU

Dra. Yanira Cruz, Presidenta & CEO del Consejo Nacional Hispano para el Adulto Mayor (NHCOA)

 Durante 2015, más de 34 millones de estadounidenses brindaron cuidados preventivos a sus seres queridos mayores de 50 años. Bajo el concepto de la cultura de integración y apoyo familiar, los Hispanos encabezaron estas cifras.

Según The Caregiving in the U.S. 2015 Report, realizado por AARP y la Alianza Nacional para el Cuidado del adulto mayor (NAC por sus siglas en inglés), los latinos, semanalmente, dedicaron 32 horas de su tiempo para atender a sus familiares adultos mayores.

Las personas que comparten sus responsabilidades laborales o académicas con el cuidado diario de un familiar son impactadas negativamente. Su rápido deterioro de salud quedó evidenciado, según datos que también se desprende de este reporte, en comparación con otras personas que dedicaron menor tiempo de atención a un adulto mayor.

Equilibrar las responsabilidades del empleo con las tareas diarias del hogar (preparar las comidas, realizar la limpieza, cuidar de los niños, atender a la pareja, entre otras) resulta difícil para aquellos núcleos familiares que cuentan solo con una persona para el cuidado del adulto mayor, y mucho más, si tomamos en cuenta los problemas financieros que esto supone.  La depresión y el aislamiento son algunas de las consecuencias iniciales.

Las personas que cuidan a familiares adultos mayores con enfermedades como el Alzheimer o diferentes tipos de cáncer resultan más propensas a desarrollar patologías que afectan su salud física y mental.

Según el reporte de la Alianza Nacional para el Cuidado del adulto mayor (NAC) desarrollado en colaboración con el Instituto Nacional del Cáncer y la Oficina de Apoyo comunitario para los afectados por Cáncer, el 50 por cierto de las personas que atienden a un familiar adulto mayor con esta enfermedad, reportó sentirse “muy estresado” y uno de cada 10 aseguró necesitar ayuda profesional para superar el estrés emocional y el impacto negativo en su salud física.

Una de cada tres personas que brinda asistencia a un familiar con cáncer le dedica al menos 40 horas semanales y cuatro de cada 10, realiza tareas de atención médica primaria sin tener formación previa, según datos del mismo informe.

Según el reporte anual del Consejo Nacional Hispano para el Adulto Mayor, nuestra comunidad latina evidenció más dificultades para ubicar la información y el apoyo profesional que contribuya con la responsabilidad adquirida de cuidar a un ser querido, lo que deriva en un mayor nivel de estrés y desesperación. Es por esta razón que NHCOA con el apoyo de AARP continúa trabajando en iniciativas de formación que permitan a nuestra población asumir con mayor preparación el cuidado físico y mental de un familiar adulto mayor.

Noviembre es el mes para honrar a todas aquellas personas que brindan cuidados diarios a familiares adultos mayores en EE.UU. En este sentido, NHCOA quiere reconocer esta labor, agradeciéndoles públicamente por su entrega, en cuerpo, alma y corazón. Son ustedes quienes garantizan que nuestras abuelitas y abuelitos sean atendidos con dignidad y respeto. GRACIAS!

Esta guia desarrollada por AARP puede facilitar la labor del cuidado de un familiar adulto mayor:

Cuidando a los Nuestros: Una Guía de Planificación para la Familia